Existe un montón de tipos de camiones para mudanzas diferentes. De hecho, si te vas fijando por la calle, verás que muy pocas veces coinciden de una empresa a otra, ¿verdad? Sin embargo, vamos a tratar de explicarte algunas de las características más típicas con las que suelen contar las flotas profesionales. ¿Preparados? ¡Comenzamos ya mismo!

Ya sabes que las fases de una mudanza son varias y muy diferenciadas. En cada una de ellas, tendremos que esforzarnos porque todo salga bien, planificar nuestros pasos de manera adecuada para que todo el proceso se complete sin estrés y sin problema alguno.

Ponernos en manos de profesionales puede ser la mejor de las decisiones que tomemos. No solo nos pueden ayudar a organizar, empaquetar y trasladar, sino que contarán con el equipamiento necesario para hacerlo todo de forma rápida, ordenada y segura. En lo que se refiere al traslado por carretera, también.

¿Qué tipos de camiones para mudanzas existen?

Una compañía que se dedique a esta actividad, debe contar con tipos de camiones para mudanzas que le permita completar toda clase de traslados, mudanzas o servicios de guardamuebles, sin ir más lejos. Básicamente, podríamos diferenciar tres clases bien distintas. Te las explicamos:

  • Objetos voluminosos: ¿Nos enfrentamos a una mudanza en la que hay que mover muebles grandes, camas, estanterías o mesas de comedor? Además de poder desmontar el mobiliario, es preciso contar con vehículos de gran carga que sean capaces de mover todas esas pertenencias sin problema alguno. Se trataría de la alternativa más grande para los trabajos más complejos y que también permita recorrer grandes distancias con comodidad.
  • Trabajos en zonas residenciales: El segundo de los tipos de camiones para mudanzas sería el encargado de llevar a cabo servicios locales y en lugares de alto tránsito y zonas con gran cantidad de tráfico. Esta clase de vehículos permite mover objetivos voluminosos, pero sin perder de vista la capacidad para trasladarse rápida y cómodamente.
  • Transportes específicos: El último de los tipos de camiones para mudanzas es aquel pensado para mover mobiliario u objetos determinados y muy delicados. El ejemplo más claro podría ser un piano de cola, por ejemplo. Necesitamos vehículos preparados para ello, con capacidad de almacenamiento y que ofrezca soluciones a cualquier problema que nos pudiéramos encontrar.
GDPR

Abrir chat