Un traslado siempre es complicado. Uno de oficina, todavía más. Pero, ¿qué hay de una mudanza de empresa a otra ciudad? El asunto se pone muy serio. Por eso, desde Adana Transportes nos gustaría aprovechar estas líneas de nuestro blog para ofrecerte algunos consejos que te puedan ayudar a completar este proceso de la manera más adecuada.

En un post anterior, ya os explicamos algunos de los factores a tener en cuenta en una mudanza de oficina. Pequeñas recomendaciones que estamos seguro que os servirán de gran ayuda llegado el momento. Como decimos por nuestra experiencia, es un procedimiento que puede llegar a ser complicado y estresante.

Lo más importante de todo es que lleves a cabo una profunda y estudiada planificación. Es el paso fundamental que debemos dar. Un traslado requiere de un amplio abanico de acciones. Por ello, debemos empezar con cierta antelación, disfrutando de tiempo para hacerlo todo tranquilamente.

Aspectos a tener en cuenta en una mudanza de empresa a otra ciudad

En segundo lugar, tras empezar la planificación, tendremos que saber cuándo queremos hacerlo. ¿Qué fecha va a ser la escogida? Como puedes imaginar, lo ideal será hacerlo en el periodo anual el que nuestra empresa tenga una actividad menor. O, al menos, más asequible. Los periodos de vacaciones de los trabajadores puede ser una buena idea.

Pero ello no quiere decir que los trabajadores deban ser ajenos al proceso. En una mudanza de empresa a otra ciudad, los empleados han de conocer todos los detalles. De esta forma, ellos también podrán prepararse, empaquetando sus objetos personales, por ejemplo.

A mismo tiempo, habrá que comenzar a hacer un inventario para que no se pierda nada durante el cambio de oficina. Además, también nos ayudará a que todo llegue en perfecto estado, pudiendo realizar reclamaciones en caso de que se produjera algún tipo de daño. Del mismo modo, todo te será más fácil de desempaquetar en tu nuevo destino.

Más recomendaciones para llevar a cabo una mudanza de empresa a otra ciudad de forma exitosa: lo primero en moverse deberían ser los equipos informáticos. ¿La razón? Básicamente que suelen requerir un proceso de montaje e instalación que puede llevarnos tiempo. No va a ser llegar y enchufar.

Del mismo modo, no te olvides de avisar a tus proveedores del traslado, tanto los de la localidad que abandonas como los de tu nuevo destino.

GDPR

Abrir chat