Presupuestos

Mudanza con un televisor grande: ¿Cómo llevarla a cabo?

Consejos mudanza
mudanza con un televisor grande

Cuando cambiamos de hogar, normalmente nos preocupamos de cuidar nuestros electrodomésticos, la moto, los cuadros, las piezas delicadas o de cristal… Pero pocas veces nos paramos a pensar ni un segundo cómo realizar una mudanza con un televisor grande y que todo salga rodado. Por suerte, vamos a explicarte un poco más en detalle cómo hacerlo a lo largo de estas nuevas líneas de nuestro blog.

Hoy en día, los televisores son los grandes retos de cualquier mudanza ordenada. ¿Por qué decimos esto? Básicamente porque en los últimos años estos aparatos se han ido agrandando de manera increíble. Las pantallas actuales son muchísimo más grandes que las de hace 15 años, más estrechas, más delicadas y más frágiles. Como decimos, un auténtico reto para cualquier profesional.

¿Qué consejos podemos daros para una mudanza con un televisor grande?

Lo primero que nos gustaría explicarte sobre trasladar un televisor de grandes dimensiones a larga distancia es que la protección debe ser nuestra prioridad. Por lo tanto, todos los trabajos que vayamos a realizar a partir de ahora empezarán con reunir los suministros necesarios para poder embalar el aparato de la mejor manera posible. Que su trasporte sea totalmente seguro.

En nuestra opinión y nuestra experiencia, lo ideal y más conveniente es contar con la caja original del electrodoméstico. ¿La tienes? En ese caso, todo va a ser muchísimo más sencillo, rápido y seguro.

Pero, ¿qué tengo que hacer si no cuento con la caja original para una mudanza con un televisor grande? En ese caso, como puedes imaginar, tendrás que hacerte con una de dimensiones similares en la que entre sobradamente y que puedas rellenar con acolchado para el viaje. Del mismo modo, también re recomendamos que tengas a mano cinta de embalaje de buena calidad y papel de burbujas para poder cubrir todos esos huecos vacíos que queden en la caja y que puedan suponer un riesgo. Si no tienes papel de burbuja, puedes utilizar corcho o cubrir la tele con varias mantas para que esté todo acolchado.

Lógicamente, vas a tener que desconectarla de la corriente para llevártela. Pero es importante que también desconectes los cables que van al propio aparato y los guardes aparte para ahorrarnos golpes o sustos. Lo mismo va a ocurrir con todos los accesorios que pudieras utilizar. Una recomendación: etiqueta todos los cables y así sabrás cuál es cuál cuando llegues a tu nueva casa.

Para terminar, ¿está tu televisor anclado a la pared? Si la respuesta es afirmativa, te recomendamos que pidas ayuda a alguien para bajarla. Al ser un aparato tan frágil, es importante manejarlo con sumo cuidado.

Como expertos en mudanzas y transportes, en Adana ponemos todos los medios a nuestro alcance pare asegurarte una mudanza tranquila y sin complicaciones.