Solo cuando te tienes que enfrentar a un traslado a otro hogar te das cuenta de todas las cosas que tienes acumuladas y lo complicadas que son de transportar. Una de las pertenencias más habituales son las bicicletas. Hay en casi todas las casas, ¿verdad? ¿Sabes cómo realizar una mudanza con bicicleta? No te preocupes. Desde Adana Transportes te lo contamos en este post. ¡Comenzamos!

Contamos con una amplia trayectoria y experiencia en toda clase de mudanzas particulares. En todo este tiempo, hemos tenido la inmensa fortuna de ayudar a un gran número de familias, acercándoles una atención de calidad, a la altura de tus expectativas y siempre cumpliendo con los presupuestos más ajustados. Tu tranquilidad es nuestro principal objetivo.

Para conseguirla, nos esmeramos con cada servicio como si fuera el último, cuidando de tus pertenencias con mimo. Somos conscientes que una mudanza es delicada, sobre todo si tenemos que transportar objetos sensibles a padecer golpes o daños. Las bicicletas entrarían dentro de esta categoría. ¿Cómo llevarlas de un hogar a otro?

Una bici es un objeto voluminoso y delicado. Por lo tanto, el primer paso que tenemos que dar será cubrir con plástico de burbuja las zonas más expuestas a golpes. Nos estamos refiriendo principalmente al manillar, el sillín, los radios y las ruedas.

Además, durante una mudanza con bicicleta es importante apostar por los perfiles de protección. De esta forma, evitaremos disgustos en forma de rozadura durante el transporte. Recuerda que también que para evitar que se mueva, lo más conveniente será fijar uno de los dos pedales al cuadro. En el caso del cambio y los piñones, nuestra recomendación es que los cubras con papel Kraft.

Una alternativa bastante habitual para realizar una mudanza con bicicleta es desmontar una o varias de sus partes para que ocupen menos volumen. Eso sí, hoy en día resulta mucho más fácil el transporte de este medio de transporte, ya que existen cajas específicamente diseñadas y fabricadas para introducir bicicletas en su interior. Obviamente, son de gran tamaño y están revestidas por dentro para proteger la mercancía.

Si quieres realizar un traslado lo más económico y rápido posible, una alternativa sencilla es cubrir la bici entera con mantas y fijarla con cinta adhesiva. Trata de que la manta sea lo más gruesa posible.

Abrir chat